Ecuador

El Ecuador es un país en el que habitan, en un territorio relativamente pequeño, un crisol de paisajes, razas y costumbres; de allí nace una amplia riqueza cultural mestiza, con un fuerte carácter andino.

Las primeras expresiones de danza escénica ecuatoriana aparecieron en la década de los 70’s con la llegada de maestros extranjeros que trajeron las técnicas de danza clásica y moderna. En esa época se crearon instituciones subvencionadas por el Estado como la Compañía Nacional de Danza y el Ballet Ecuatoriano de Cámara; estas instituciones se encargaron de la formación de los bailarines y coreógrafos que fueron los pioneros de la danza moderna y contemporánea en el Ecuador. La danza que se viene desarrollando desde hace más de 30 años gracias al empeño y gestión independiente ha estado marcada por la herencia de las técnicas clásica y moderna con una fuerte influencia folklórica.

En la última década con la creación de distintos festivales internacionales y con la presencia de jóvenes artistas que se han formado en otros países se han abierto nuevas perspectivas para la danza. No obstante existe una falta de apoyo a la producción; falta de espacios para la formación sobre todo teórica, y falta de profesionalización en el sector.

La danza se desarrolla de manera continua tanto en la capital, Quito, como en las ciudades costeras de Guayaquil y Manta. En Cuenca, en el sur del país, se creó recientemente la primera carrera especializada en danza. En el resto del país la actividad se centra básicamente en la danza folclórica. En los últimos años ciertas ciudades pequeñas como Santo Domingo de los Colorados, Ibarra y Ambato están mostrando interés por la danza contemporánea.

En 2002 se crea el circuito de festivales formado por el Festival Spondylus de las Artes de Quito, Festival de Artes Escenicas de Guayaquil y el Festival Internacional de Teatro de Manta. El circuito surge con el objetivo de estimular la circulación de artistas nacionales e internacionales. Otros festivales a destacar son el FITEQ, Festival Internacional de Teatro Experimental de Quito, creado en 1997; el Festival Alas de la Danza que se celebra en Quito desde 1998 en un formato extensivo con presentaciones cada dos meses; el festival Mujeres en la Danza, festival internacional que programa diferentes estilos de danza y que tiene una muy buena acogida de público. En Guayaquil se celebra el festival Festival de Solos y Duos “De mis amores en danza”, organizado junto con la Alianza Francesa con una programación de grupos ecuatorianos.

Estos festivales surgen de la iniciativa de artistas y gestores independientes y cuentan con algunos escasos recursos provenientes de algunos instituciones locales y la empresa privada.

Los grupos estables que cuentan con teatros propios organizan durante todo el año temporadas tanto de grupos nacionales como extranjeros dentro de su plan de difusión. También realizan pequeños festivales internos como los organizados por el Frente de Danza Independiente: Festival de Jóvenes y Festival de Video Danza.

Los principales teatros en Quito son el Teatro nacional de la Casa de la Cultura, El Teatro Bolívar, El Teatro nacional Sucre, El Teatro el Espacio del centro cultural Sarao y el MAAC, Museo de Arte y Antropologia Contemporánea. Existen espacios y salas alternativas que programan durante todo el año temporadas de danza. Las más representativas son: la Sala Mariana de Jesús del Frente Independiente de Danza, el Teatro de la Asociación Humanizarte, y el espacio de la Asociación Humboldt (dependiente del Goethe).

Uno de los colectivos más importantes para la danza contemporánea ecuatoriana es el FDI - Frente de danza Independiente, con una trayectoria de más de 24 años de trabajo creativo, investigativo y experimental usando diferentes lenguajes. El FDI ha realizado una importante labor de formación de las nuevas generaciones.

Existen 2 compañías estatales que dependen del estado: Compañía Nacional de Danza y el Ballet Ecuatoriano de Cámara. Estas compañías se dedican a realizar obras de ballet y de danza moderna principalmente, algunos de sus intérpretes y coreógrafos invitados son extranjeros.

En los últimos años se han creado carreras de danza en las universidades de Cuenca y Guayaqui y la Universidad San Francisco en Quito tiene una sub especialización en danza y teatro. La incorporación de la danza en la universidad es muy reciente y enfocada en la formación técnica dejando de lado la creación coreográfica y los conocimientos teóricos, además existe una carencia de profesores competentes en el país.

Existen escuelas para formación de bailarines dependientes de las compañías del estado como Ballet Ecuatoriano de Cámara y Metro Danza (BEC), Compañía Nacional de Danza, Instituto nacional de Danza, La escuela de Ballet del Centro de Artes en Guayaquil, etc. Entre las escuelas independientes podemos destacar el Frente de Danza Independiente, grupo SARAO y grupos independientes en Manta, Cuenca, Ambato y Santo Domingo de los Colorados.

En Quito se organizó una Red de Teatros que se está expandiendo poco a poco a otras salas del país.No existe asociaciones culturales que promuevan la danza contemporánea en el país. Los grupos de danza y los bailarines independientes se manejan de manera aislada.

La reciente conformación del Ministerio de Cultura en 2007 en el actual gobierno abre la posibilidad de generar crecimiento para la cultura en general y para la danza en particular. Se producen así las primeras llamadas para becas y subvenciones a proyectos culturales, cuyas repercusiones están aún por ver. La Casa de la Cultura Ecuatoriana, a pesar de no contar con fondos de ayuda a la creación o difusión, continúa con su labor de promoción de la cultura a través de sus centros localizados en las diferentes provincias.

Son escasas las producciones de documentación y la actividad teórica en general, cabe mencionar los libros de Natasha Salgueiro “Nace una danza” (2002), sobre los inicios de la danza moderna en el Ecuador desde sus inicios en los setenta y “ Wilson Pico 40 años en escena” (2007), recopilación de entrevistas con el coreógrafo Wilson Pico. A destacar también las revistas mensuales El Apuntador www.elapuntador.com y Ochoymedio www.ochoymedio.net

Instituciones como el Goethe a través de la Asociación Humbolt, Alianza Francesa, Colegio Alemán y Casa España, entre otras, en ocasiones brindan apoyo a proyectos culturales.

Texto de: Josiethamar Cáceres y Tamia Guayasamín, noviembre de 2007

Comentar este artículo